Seguridad en Android.

Android es un Sistema Operativo basado en Linux y desarrollado por Google. Android ha sido diseñado para funcionar en dispositivos móviles con pantalla táctil, por lo que es habitual encontrarnos este sistema operativo en entornos muy dispares, tales como SmartPhomes o Tables, (los más habituales), relojes inteligentes (SmartWatch), televisores (SmartTV) o en automóviles.

Android es ahora mismo el sistema operativo más utilizado en el mundo, por delante incluso de Microsoft Windows. Fue Steve Jobs (fundador de Apple) quien pronosticó que los PC’s se verían sustituidos por los dispositivos móviles, entrando así en la era “Post-PC”.

Pero lo realmente interesante ante este marco, es comprobar las tendencias: Mientras que Microsoft mantiene una caída sostenida desde 2011, Android no deja de ganar usuarios.

Esto nos coloca ante un escenario ante el que pocos se atreven ya a negar que LLEVAMOS UN ORDENADOR EN EL BOLSILLO.

Este ordenador, al igual que todos los ordenadores, contiene INFORMACIÓN PERSONAL SENSIBLE y que debemos vigilar y proteger de manera oportuna.

No se trata ya de un posible robo, si no de algo tan sencillo como que, visitando otra ciudad durante nuestras vacaciones o por asuntos de negocios, se nos caiga del bolsillo el móvil dentro de un taxi o en el metro (de camino al aeropuerto para más morbo). No solamente perdemos nuestro dispositivo, si no que además desaparecerían, todos nuestros datos y los de nuestra empresa.

Sin entrar a analizar soluciones comerciales (que las hay y muy buenas), quisiera haceros unas recomendaciones básicas para proteger la información contenida en nuestro móvil, de forma sencilla y que no cuesta nada activarlas.

Aunque en el peor de los casos perdamos nuestro dispositivo, al menos podremos asegurar que nuestra información no “corre libre” por internet.

Un último detalle a tener en cuenta: SEGURIDAD y COMODIDAD no se llevan nada bien. UN POCO de esfuerzo puede mejorar MUCHO tu seguridad.

1.Bloqueo del terminal.

El bloqueo debe ser por PIN o CONTRASEÑA. Olvidaros del patrón, del reconocimiento facial, de la huella dactilar, etc. Y por supuesto, olvidaros de la opción NINGUNO.

Es cierto que todos estos sistemas van mejorando día a día, pero también es cierto, que el reconocimiento facial se puede saltar con una fotografía de tu cara. Por si queréis probar, sacad una fotografía de vuestra propia cara con otro móvil e intentad desbloquearlo. Con una fotografía tuya de Facebook, o incluso con la foto de otra cara y un poco de Photoshop….. puede haber sorpresas.

El PIN debe ponerse tanto a la tarjeta SIM como AL TELÉFONO. Si únicamente colocamos el PIN en la tarjeta SIM, nuestro móvil se podrá desbloquear con un sistema tan sencillo como quitar la tarjeta SIM.

 

2.Copias de seguridad de Google y rastrero / borrado de dispositivo.

Cuando se habla de las Copias de Seguridad no sólo estamos hablando de fotos, vídeos o chats de Wasap. También conviene tener en mente otra información como los contactos o las aplicaciones y sus correspondientes datos.

Activa una CUENTA GOOGLE (seguramente ya la tendrás una activa) y programa copias de seguridad periódicas.

Activa también la opción de rastreo y restablecimiento remoto. Esto te dará la opción de resetear tu equipo de forma remota y borrar todos sus datos.

Existen otras soluciones aparte de las que incluye Google. En esta captura de pantalla puedes comprobar que en mi dispositivo Samsung, trae integrada una aplicación propia de la marca.

Para gustos los colores.

 

 

 

 

3.No rootear.

Rootear es el proceso por el cual los usuarios de los SmartPhone, tablet, etc. alcanzan el ACCESO PRIVILEGIADO. También recibe el nombre de SuperUsuario, y es en definitiva, tener ACCESO TOTAL al sistema.


Rootear el dispositivo efectivamente, da nuevas e interesantes posibilidades. Algunas de las aplicaciones ANTIRROBO precisan tener el terminal rooteado para sacarle el máximo rendimiento, ya que puede acceder a lugares muy profundos de Android. Pero si las aplicaciones Antirrobo pueden acceder, todo el Malware, virus, troyanos, etc. TAMBIÉN PUEDEN ACCEDER.

Al tener el Acceso TOTAL disponible en el sistema, tu teléfono ya no se encuentran dentro de un “recinto de seguridad”. Es un ENORME riesgo de seguridad. Una aplicación infectada, un simple descuido y puedes tener un disgusto importante.

Si no te gustan determinadas aplicaciones que vienen incluidas en tu equipo, puedes deshabilitarlas y pasarán a ser historia. No es necesario rootear para conseguir esto.

Tampoco debes activar el MODO DESARROLLADOR, ni habilitar la DEPURACIÓN USB. En el caso de que “alguien” intentase acceder a nuestro dispositivo, porque “se lo ha encontrado” e intentase saltarse la seguridad, lo va a tener MUCHO MAS FÁCIL si nuestro terminal está rooteado o con ADB, etc. activado.

Otro motivo para NO ROOTEAR nuestro dispositivo son las actualizaciones. Los fabricantes suelen actualizar la versión del sistema operativo de sus terminales con la finalidad de corregir fallos y añadir nuevas funcionalidades. Estas actualizaciones varían en función del fabricante, pero en determinados momentos habrás visto aparecer un mensaje en pantalla avisando de estas actualizaciones. Si nuestro dispositivo está rooteado (hay excepciones) es muy posible que PERDAMOS ESTAS ACTUALIZACIONES.

 

 

4.Sólo tiendas oficiales.

No utilices tiendas alternativas. ¿Que vas a encontrar ahí que no encuentres en la tienda oficial? ¿Aplicaciones piratas? ¿Quieres ahorrarte 5 euros? ¿A cambio del riesgo de que se cuele un virus/troyano/malware? ¿Te la vas a jugar? ¿Tan poco valoras tus datos? ¿Y los de tu empresa?.

Si aún así continúas con la intención de tener tiendas no oficiales (tendrás tus motivos), Googlea mucho y comprueba que sean de confianza.

Yo, en mis terminales de pruebas suelo utilizar F-Droid.

 

 

 

 

 

 

5. Cifrar disco y la tarjeta.

Cifra tanto el terminal como la tarjeta. Sobre todo la tarjeta. Muchas veces, para pasar los datos de un terminal antiguo a uno más moderno, utilizamos la tarjeta SD. En ocasiones dejamos ahí esos datos como “copia de seguridad”, al final quedan olvidados en la tarjeta. Si entre esos datos tienes almacenada una copia de tus contactos, y un par de Selfies (SIEMPRE hay un par de selfies en el móvil) esa información es suficiente para que un ciberdelincuente pueda meterte en problemas.

 

 

 

 

 

 

6.Antivirus + Antirrobo.

¿Antivirus? ¿En el móvil? Si, claro. Recordemos tal y como hemos quedado al principio de este artículo que los móviles SON ORDENADORES. Es importante tener en mente que existe la posibilidad real de que tu dispositivo se infecte de virus y malware.

Ya sabemos que Android es una versión de Linux, ya sabemos que Linux NO tiene virus….. pues tendremos que pedirle explicaciones a Google.

Es IMPRESCINDIBLE contar con un antivirus instalado, sobre todo si eres de los que abres cualquier adjunto de wasap o utilizas tiendas alternativas y por lo tanto, tienes permitida la instalación de software desde FUENTES DESCONOCIDAS.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7.Reflexiones.

Y si por último, si todavía consideras que todas estas precauciones son superfluas y están de más, si eres de los que utilizas el viejo argumentos de “yo no tengo nada que esconder”, piensa que en tu teléfono almacenas mucha INFORMACIÓN QUE NO ES TUYA, que no te pertenece . Fotografías y selfies con tus amigos “cuando estamos de fiesta”, wasaps y conversaciones “xxx” con tu pareja (o con alguien que lo va a ser), nombres, direcciones, fotos de perfil, números de teléfono de todos tus contactos, discusiones “acaloradas” con padres/hijos/familia, etc. Todo eso puede quedar perdido en el asiento de un bus y caer en manos poco adecuadas.

Por consideración a tus amigos más íntimos, cuida tu teléfono.

 

 

 

Un saludo  😉

Raúl Ibilcieta.

 

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top